Recomendaciones para introducir la alimentación complementaria

Los pediatras asturianos de Atención Primaria ofrecen una serie de recomendaciones para ayudar a las familias a introducir la alimentación complementaria. Aquí puedes leer los principales consejos.

La leche materna (o la fórmula adaptada) es el alimento más adecuado para el niño durante el primer año de vida. Satisface todas las necesidades del niño hasta los 6 meses, por lo que se aconseja retrasar la introducción de otros alimentos hasta ese momento.

Al añadir nuevos alimentos a la dieta del niño este va a tener que acostumbrarse a una reducción en el número de comidas (de 5 o 6 a 4 al día), a un cambio en su forma de comer (pasará de la succión al pecho o biberón al uso de la cuchara) y tendrá que aceptar el sabor y la consistencia de las nuevas comidas.

Recomendaciones

Granos de cereal.
Granos de cereal.

Para ayudarles a conseguir que su hijo se acepte estos cambios conviene tener en cuenta una serie de recomendaciones:

  • La leche materna o la fórmula adaptada son la base de la alimentación desde los 5-6 meses hasta el año. La cantidad de leche será, al menos, medio litro al día; para ello se puede ofrecer leche de postre tras la toma de otros alimentos.
  • Si el lactante tomaba fórmula adaptada de inicio (1), alrededor de los 6 meses es el momento de cambiar a otra de continuación (2).
  • Los nuevos alimentos deben de introducirse de manera progresiva, siempre de uno en uno, sin forzar al niño a tomarlos, comprobando su tolerancia y dándole tiempo para que se acostumbre a los nuevos sabores.

    Calabacines.
    Calabacines.
  • Las comidas se deben dar de forma tranquila; cada niño tiene su propio ritmo de alimentación. Procurar que sea un momento agradable para los padres y el niño.
  • Es aconsejable comenzar con pequeñas cantidades de papilla o puré, que irán sustituyendo a algunas tomas de leche. Inicialmente algunos alimentos pueden mezclarse con leche (verduras y algunas frutas).
  • No añadir azúcar, leche condensada o miel en la alimentación complementaria. Es conveniente evitar la sal.
  • El calendario de introducción de los nuevos alimentos puede variar de unos niños a otros. Pida consejo a su pediatra o enfermera.

    Plátanos.
    Un piño de plátanos.
  • Habitualmente los primeros alimentos que se introducen son los cereales, las frutas y las verduras con carne.
  • Recuerde que sigue siendo imprescindible lavarse las manos antes de preparar los alimentos. Se puede utilizar el agua del grifo. No es necesario hervir los biberones ni el agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *