La bolsa del hospital, sencilla pero con enseres útiles

Las matronas de los centros de salud asturianos son las encargadas de dar a las embarazadas las instrucciones básicas que deben seguir a la hora de preparar la bolsa para ir al hospital a dar a luz. En GuiaBebé nos basamos en sus consejos y en nuestra experiencia para ofrecerte este decálogo.

  1. Más vale prevenir. Aunque vayas contando con paciencia días y semanas, y te parezca que todavía falta mucho tiempo, la fecha del parto puede adelantarse por múltiples causas. Lo recomendable es que a partir de la semana 34, aproximadamente, tengas la bolsa preparada por si tienes que salir pitando.
  2. La documentación, indispensable. Tienes que llevar tanto la tarjeta sanitaria como el libro de embarazada, en el que los profesionales de la Salud han realizado el seguimiento de tu embarazo.
  3. Ropa de calle, con la puesta basta. Al hospital vas a llegar vestida, así que no hace falta que prepares mucho más equipaje para la salida: ropa interior y una camiseta limpia será suficiente. Si quieres llevar otra ropa, que sea de embarazada, porque aunque ya hayas dado a luz tu barriga aún seguirá siendo más grande de lo habitual.
  4. Ropa para la habitación, que sea ligera. En el hospital te van a proveer todos los días de camisones limpios, pero si quieres llevar los tuyos propios, procura que sean frescos ya que la temperatura suele ser alta. También puedes llevar una bata, para los paseos por el pasillo. Y un par de sujetadores de lactancia. En cuanto a las braguitas, tienes dos opciones: llevar las más viejas que tengas en casa, porque lo más seguro es que las vas a manchar con el sangrado postparto, o hacerte con unas desechables.
  5. Zapatillas. Imprescindible. Que sean amplias, de las descalzas, tanto para facilitar el ponértelas como para evitar que te aprieten, ya que puedes tener los pies hinchados.
  6. Ropa para el bebé. También imprescindible. Durante el tiempo de estancia en el hospital dispondrás de pañales y ropa básica, pero cuando recibas el alta tendrás que abrigar a tu bebé para salir a la calle. Como no sabes cómo será de grande puedes llevar un par de conjuntos o pijamas de diferente talla. Si el nacimiento es en estación fría, no está de más un buzo para arroparlo bien, y una mantita por si acaso.
  7. Cargador para el móvil. No es imprescindible, está claro, pero si quieres estar conectada con el exterior y poder difundir las fotos de tu bebé, recuerda llevarlo.
  8. El neceser básico. Agradecerás tener pasta y cepillo de dientes, un peine y crema hidratante, ya que después del embarazo es fácil que las piernas y pies necesiten hidratación y masaje diarios. Si tienes el pelo largo procura llevar una goma para atarlo, seguro que lo agradecerás. En el hospital te darán esponjas jabonosas para la ducha, pero si quieres lavar el pelo no olvides el champú y el secador, si es que lo necesitas.
  9. Una bolsa vacía para poner la ropa sucia.
  10. Tranquilidad. Que aunque más vale prevenir, si tienes que ir al hospital sin la bolsa alguien te la podrá ir a buscar a casa mientras llega el bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *