La mitad de los bebés asturianos toma el pecho

La mitad de las madres asturianas opta por amamantar a sus bebés, al menos durante los primeros meses de vida. Sin embargo sólo una de cada tres continúan dando el pecho a partir del cuarto mes. Estos son algunos de los datos que han salido a relucir durante la celebración de la Semana de la Lactancia Materna de 2018, con la que los hospitales asturianos aprovechan para incidir en las bondades de esta práctica.

La directora de Salud Pública del Hospital San Agustín de Avilés, Lidia Clara Rodríguez, fue la encargada de desgranar las razones que llevan a los profesionales de la Salud a promover la lactancia. Lo hizo durante el acto central de la Semana de la Lactancia Materna en este centro sanitario. «Lactancia materna es una manera natural y óptima de alimentar a los bebés. Promueve el vínculo entre la madre y la niña o el niño independientemente del entorno», destacó.

Un porcentaje pobre

Ese 50% de los bebés asturianos que, en el momento de recibir el alta del hospital, se alimentan exclusivamente de la leche materna es uno de los datos que constan en la última memoria publicada por la Consejería de Sanidad del Principado de Asturias. Es un porcentaje pobre, y más si se tiene en cuenta la drástica reducción al cuarto mes de vida. La Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia materna exclusiva hasta el sexto mes de vida, y acompañada de alimentación complementaria al menos hasta los dos años.

Rodríguez afirmó que tras ese prematuro abandono de la lactancia se encuentran «múltiples factores, sanitarios y sociales». Por lo que al Hospital San Agustín respecta, intentará favorecer esa práctica «con la mejora continua de la calidad asistencial». Concretamente, Rodríguez habló de «promover la lactancia mediante una coordinación de los servicios que permitan atender a las expectativas de las mujeres».

Hace un año, el San Agustín anunció que retiraba los regalos de cortesía que ofrecían casas comerciales a las parturientas, porque eran una forma de promover el uso de leches de fórmula. Ahora la novedad del hospital de Avilés es la incorporación de nuevas bombas extractoras para ayudar a las madres con dificultades para amamantar. «Van acompañadas de material de uso único, tanto en cuanto a copas de extracción como biberones desechables. Y en esa línea seguiremos trabajando, para mejorar la atención de todos los bebés que nazcan en este hospital», concluyó.

 

Elisa Campo

En reconversión. ¿O mejor en evolución? Periodista desde hace más de una década, la doble maternidad me ha empujado a una nueva vida, donde la actividad profesional no esté reñida con cambiar pañales y escuchar los primeros balbuceos de mis bebés. La vida es, más que nunca, una aventura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *