Y de repente, el primer diente

¿En qué momento comenzarán a irrumpir los dientes en la encía blandita del bebé? Pues depende de cada caso, y el marco temporal de lo posible es muy amplio. Según los expertos pueden comenzar a aparecer a los cuatro meses, aunque son más habituales a partir de los seis, y sin embargo hay casos en los que no comienzan a despuntar hasta después de cumplido el año de vida. Cada bebé es un mundo y no conviene agobiarse por un retraso en la dentición.

Ocurre lo mismo con el fin del proceso. Lo habitual es que a los dos años ya esté completa la dentición de leche, pero es posible que esto no ocurra hasta pasados los tres años. 

Los mordedores suelen ser un aliado de los padres durante este tiempo. Porque lo cierto es que la irrupción de los dientes genera dolor e inquietud en los chiquitines, que muerden todo lo que pueden para aliviar la sensación. Estos utensilios de textura blanda van rellenos de agua, por lo que se pueden refrigerar en la nevera para dar alivio a las encías doloridas del bebé que se desespera por morder todo lo que encuentra a mano.

Molestias asociadas

boy-705698_1920Según las directrices que elaboran los pediatras asturianos para asesoramiento de las familias, no hay pruebas concluyentes sobre la relación entre la aparición de los dientes de leche y diversas molestias, como diarrea, fiebre o malestar que, por otra parte, no suelen tener mayor importancia. No obstante las abuelas suelen observar ese tipo de asociaciones, y anunciar la llegada de un diente si ven, por ejemplo, que el culito del bebé está enrojecido.

La limpieza diaria desde la irrupción del primer diente es uno de los consejos que ofrecen los odontólogos para que los dientes de leche cumplan su misión y no se caigan o dañen de forma prematura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *