El HUCA quiere implantar el alta precoz tras el parto

Reducir el tiempo de estancia en el hospital tras el parto. Este es uno de los objetivos que se plantea el área de Obstetricia del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). La idea es llegar al alta precoz, de 24 horas de estancia, como ya se hace en otros puntos de España. Eso supondría un ahorro, pero también una mejora del bienestar de la mujer y de su familia, una reducción de la ansiedad y menor uso de suplementos de lactancia. Actualmente el alta se da en 48 horas, si son partos vaginales, y en 72 horas cuando hay cesárea.

La doctora Marina Navarro López, obstetra del HUCA, participó en una charla que organizó Amamantar y expuso los principales objetivos de mejora del centro sanitario, en lo que a partos se refiere. Junto al “alta precoz” está humanizar el área de partos, un objetivo bastante complicado ya que el recién estrenado centro hospitalario no está a la altura. “Son quirófanos sin luz natural, lo que incrementa la sensación de dolor. A nivel arquitectónico no sé cómo lo vamos a cambiar, pero no lo hemos hecho bien, está totalmente deshumanizado”, reconoció Navarro López.

Presión docente

Que la presión docente del centro hospitalario no perjudique a las embarazadas es otro de los objetivos. Actualmente ya existe un documento para pedir permiso a la mujer que entren estudiantes, con un aforo máximo, pero los profesionales saben que aún tienen mucho que mejorar en este sentido.

Respecto a la atención de emergencias, la simulación es el método que están empleando los profesionales para mejorar la atención. “En obstetricia, cuando algo no es normal puede ser una emergencia mortal. Está demostrado que la simulación mejora los resultados, porque no tenemos margen de error. Tenemos pocas opciones de aprender y la paciente no debe ser el primer lugar de aprendizaje”, destacó la doctora

Otra aspiración del equipo de Obstetricia es incorporar una matrona en la planta de hospitalización. “Podría llevar la fase de lactancia y hacer un apoyo específico durante el puerperio”.

Cesáreas humanizadas

Por último, respecto a las cesáreas, el HUCA pretende incrementar el número de cesáreas humanizadas, que ya se realizan de forma puntual. Este tipo de intervención es más respetuosa con la madre y con el bebé, ya que, fundamentalmente, permite hacer el “piel con piel”. “El problema es que depende de la voluntad del equipo que esté. Es difícil encontrar un equipo en el que todos lo acepten, queremos ir trabajándolo y conseguir que se haga. Hay grandes hospitales que ya lo hacen y con muy buenos resultados”, concluyó Navarro López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *