Uno de cada diez bebés, expuesto al cannabis durante el embarazo

De cada diez bebés que nacen en España, uno ha estado expuesto al cannabis durante el embarazo. Y esto afecta negativamente a su salud, según las evidencias científicas. Ya que es una etapa de especial vulnerabilidad, la droga atraviesa fácilmente la placenta y la leche materna.Y logra introducir cambios en la expresión génica y en los niveles de los neurotransmisores. Pero además perjudica también la fertilidad masculina y femenina, aumenta el riesgo de aborto y parto prematuro y está asociado a una mayor tasa de fracaso escolar, a conductas hiperactivas y a falta de atención. Por si fuera poco, está asociado a un mayor riesgo de inicio en el consumo de drogas.

El Comité de Salud Medioambiental realizó un estudio con 2.400 mujeres embarazadas y sus parejas en Murcia y Cataluña. Y los resultados muestran que el 10% de las mujeres al inicio del embarazo y el 7 por ciento de las madres lactantes están expuestas de forma activa o pasiva al cannabis. Y que entre el 4 y el 5 por ciento lo consumen de forma activa al principio del embarazo. Según los doctores Juan Antonio Ortega y Ferrán Campillo López, miembros del Comité de Salud Medioambiental de la Asociación Española de Pediatría (AEP) estos datos son extrapolables a toda España. «Constituyen una crisis silenciosa para el cerebro en desarrollo», aseguran.

La tercera sustancia tóxica más consumida

El cannabis es, tras alcohol y tabaco, la sustancia tóxica más consumida por las embarazadas y sus parejas, así como por las madres lactantes en España. Y hay algunos factores que fomentan esta situación, como la menor edad paterna, el menor nivel de ingresos, el tabaquismo materno, la mayor ingesta de alcohol de los progenitores , por supuesto, el consumo de drogas ilegales. «El consumo de la pareja tiene una correlación importante y significativa en el consumo de la mujer embarazada«,afirma el doctor Ortega. Por ello, subraya como clave el papel modélico de los padres y las parejas, “lo que permite vislumbrar la necesidad de un acercamiento a ellos como parte importante del embarazo en lo que respecta a la prevención de los riesgos medioambientales”.

La Asociación Española de Pediatría establecerá acciones formativas para los pediatras y enfermeros pediátricos sobre alcohol y cannabis prenatal y postnatal. Intentará además dar herramientas para la detección y manejo de las drogas en Pediatría. Y colaborará en campañas de información y prevención sobre los efectos nocivos que provoca el cannabis y otras drogas en el dersarrollo del cerebro de los bebés, niños y adolescentes.

Incompatible con la lactancia

Según los pediatras, el consumo y elevada exposición cannabis ha permanecido estable en los últimos años. «Muchos adultos en edad reproductiva no son conscientes de estos riesgos, por ello tenemos que insistir que los efectos son reversibles si no hay exposición durante los tres meses previos a la concepción», subraya el doctor Juan Antonio Ortega. Y hay que tener cuidado con fuentes de exposición relevantes, como puede ser la ropa contaminada.

La leche de madres que fuman marihuana acumula el 9-tetrahidrocannabinol (THC), uno de los principales activos de la planta, hasta 8 veces más que en sangre materna. Por eso está desaconsejado el consumo de cannabis durante la lactancia. La deshabituación es el camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *