Paternidad: baja de 16 semanas y permiso de lactancia

Los futuros padres tendrán derecho a un permiso de paternidad igual que el de la madre: 16 semanas. Y también tendrán permiso de lactancia. Esta es la decisión que ha tomado finalmente el Gobierno nacional que, pese a quedarse sin sacar los presupuestos (en los que se incluía esta medida), dejará este legado mediante decreto ley. El Consejo de Ministros será quien aprobará este decreto la próxima semana.

Eso sí, la ampliación será progresiva. Desde el día siguiente de la publicación del documento en el Boletín Oficial del Estado el permiso de paternidad será de 8 semanas. Desde el 1 de enero de 2020 llegará a las 12 semanas. Y las 16 semanas se conseguirán desde el 1 de enero de 2021. Culminará entonces el proceso de equiparación con el permiso de maternidad.

Un permiso intransferible

No será la única novedad. Y es que ambos progenitores disfrutarán de seis semanas ininterrumpidas tras el nacimiento del bebé, mientras que las otras diez semanas se podrán distribuir durante el primer año de vida (o desde la adopción). Y no podrán cederse de uno a otro progenitor.

Según el borrador, del que se han hecho eco los medios nacionales, en los casos en los que ambos progenitores disfruten de forma equitativa el permiso, podrán ampliarlo en una semana más cada uno. También se podrá ampliar el permiso cuando el recién nacido se quede hospitalizado tras nacer; el máximo en este caso es de 13 semanas adicionales.

Igualdad de trato en el empleo

En lo que se refiere al permiso de lactancia, los padres también tienen derecho a él. Tanto el padre como la madre podrán ausentarse una hora diaria del trabajo hasta que el bebé cumpla los 9 meses, o acumular esta reducción en jornadas completas.

Esta medida se enmarca en un decreto ley de medidas urgentes para garantizar la igualdad de trato entre hombres y mujeres en el empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *