¿Estás en excedencia por cuidado de hijos y has dado a luz? Tienes derecho a la prestación por maternidad

Si estás en excedencia para cuidar a tus hijos y das a luz durante el primer año (de excedencia) tienes derecho a cobrar la prestación por maternidad. Así lo han sentenciado tanto el Tribunal Superior de Justicia de Asturias como el de Madrid, en contra de lo que venía considerando el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Y es que hasta ahora se denegaban esas solicitudes al considerar que las mujeres no estaban dadas de alta en el régimen general de la Seguridad Social. Según los tribunales, sin embargo, durante el primer año de excedencia todas las trabajadoras se encuentran en una situación asimilada al alta.

Según cuenta Cinco Días (El País), las sentencias afirman que ante cualquier duda interpretativa tienen que prevalecer las medidas tendentes a conciliar la vida laboral y familiar de los trabajadores. Es más, consideran los jueces que la maternidad sobrevenida de la mujer que está en el primer año de excedencia por cuidado de hijos debe de considerarse una situación protegida. Y que además acogerse a una excedencia no puede suponer un perjuicio a la madre trabajadora, dificultándole el cobro de prestaciones a las que pueda tener derecho.

Las sentencias

La primera de las sentencias, la del Tribunal Superior de Justicia de Asturias, una mujer solicitó la prestación por el nacimiento de su segundo hijo estando aún de excedencia para el cuidado de su primogénito. Pero se le negó al entender el INSS que no estaba de alta. Se daba la circunstancia de que la trabajadora compatibilizaba el cuidado del menor con el ejercicio como autónoma de su profesión como investigadora. Recurrió la sentencia del juzgado de lo social y el TSJA le da la razón.

En el caso resuelto por el TSJ de Madrid, la solicitante se encontraba en excedencia por cuidado de un hijo. Además realizaba una actividad como autónoma que le permitía conciliar la vida laboral y la familiar. El tribunal destaca que acogerse a una excedencia no puede suponer un perjuicio a la madre trabajadora, dificultándole el cobro de prestaciones a las que pueda tener derecho.

El artículo 46.3 del Estatuto de los Trabajadores recoge el derecho por el cual los trabajadores pueden suspender su contrato para el cuidado de cada hijo (tanto nacido como adoptado o acogido) hasta que el niño cumpla 3 años (o 3 años desde la fecha de adopción o acogimiento).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *