Magdalenas supertiernas

¿Qué te parece unas magdalenas supertiernas para dar un poco de variedad a los desayunos de los peques? El ingrediente básico es la calabaza, una cucurbitácea que se cosecha en otoño y que aguanta muchos meses sin estropearse. En función de la edad que tenga tu bebé puedes optar entre hacer esta receta sin azúcar (la calabaza ya le aporta dulzor de forma natural) o añadírsela.

En busca de una alimentación más saludable te proponemos elegir harina y azúcar integrales. Una vez horneadas y frías, puedes guardarlas en un recipiente hermético para que duren varios días con la misma jugosidad. Y si quieres también puedes congelarlas (mejor sin la cápsula de papel).

Esta receta es una adaptación de los muffins integrales de calabaza de Alma Obregón.

Lo que necesitas es…

  • Una bandeja de hornear magdalenas
  • Cápsulas de papel para forrarla
  • Dos boles
  • Batidora
  • 180 gramos de harina de trigo o de espelta integral
  • 1 cucharadita de levadura química
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1 cucharadita de canela
  • 1/2 cucharadita de jengibre en polvo
  • 1 pizca de clavo molido y otra de nuez moscada
  • 1 pizca de sal
  • 85 mililitros de aceite de girasol u oliva suave
  • 1 manzana grande asada
  • 240 gramos de calabaza asada
  • 1 huevo (En caso de intolerancia puedes sustituirlo por una cucharada y media de semillas de lino molidas y 60 mililitros de agua hirviendo. Déjalo reposar 5 minutos antes de utilizar).
  • 2 cucharadas de sirope de agave
  • 100 gramos de azúcar de caña integral (panela). Si quieres reducir la cantidad de azúcar, prueba con 80 gramos. Saldrán igual de ricas.

Y se hace…

  • El primer paso es asar la calabaza y la manzana. Pelas y partes en trozos la calabaza y la dispones en una bandeja de horno. Aunque sólo necesitas una rodaja gruesa para la receta puedes aprovechar y hornear más. Conservada en la nevera te servirá para repetir o para hacer puré… En la misma bandeja pones la manzana, lavada y sin pelar. Tienes que estar pendiente porque lo más probable es que la manzana esté lista antes que la calabaza. Sabrás que puedes sacarla cuando la piel se abre y empieza a rezumar jugo, y esté bien blanda al tacto. En cuanto a la calabaza, tiene que estar muy tierna. Puedes probar con la punta de un cuchillo.
  • Una vez que tengas la calabaza y la manzana asada, puedes hacer la receta. Si lo haces a continuación, deja encendido el horno. Si lo haces en un momento distinto, entonces tienes que precalentarlo a 180º, con calor arriba y abajo. Prepara la bandeja con los moldes de papel.
  • En un bol tienes que mezclar la harina, la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal.
  • En otro bol bates con la batidora el aceite, la manzana asada (sin piel ni corazón), la calabaza asada y el huevo. Luego añades también el sirope de agave y el azúcar de caña integral, si tu bebé ya la puede tomar.
  • Con una espátula, junta todos los ingredientes.
  • Vierte la masa en las cápsulas de magdalenas, distribuyéndola homogéneamente por los 12 huecos.
  • Hornea durante unos 20 minutos, aproximadamente. Pincha con un palillo para comprobar que sale limpio. Después deja las magdalenas enfriar sobre una rejilla.

¡Buen provecho!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *