¿Llegó la hora de gatear? Diez cosas que debes saber sobre esta etapa

Tu bebé se mueve cada vez más y un buen día observas cómo comienza a desplazarse por el suelo. Primero muy poquito, después cada vez con más soltura, hasta adquirir una competencia formidable. ¿Llegó la hora de gatear? GuiaBebé te apunta diez cosas que debes saber sobre esta etapa.

  1. Aunque la mayoría de los bebés gatean, no todos lo hacen. Existe un pequeño porcentaje (aproximadamente el 7 por ciento) que pasa directamente a caminar sin haberse desplazado nunca arrastrándose por el suelo. ¿Debes preocuparte si es tu caso? Lo idóneo, según los estudios, es que los bebés gateen, ya que eso les permite fortalecer sus músculos, practicar la coordinación entre manos y pies, conquistar el equilibrio… E incluso hay expertos que vinculan esta competencia con una mejor adquisición de la competencia de la lectoescritura, por la coordinación que exige entre ojo y brazo. Lo recomendado es que fomentes el gateo de tu bebé pero siendo consciente de a veces se saltan esta etapa.
  2. La mayoría de los bebés comienza a gatear entre los seis y los diez meses. El momento exacto depende de cada uno, lo mismo que el tiempo que van a pasar utilizando este medio de desplazamiento antes de conquistar la verticalidad.
  3. Existen diversas modalidades de gateo. La más habitual es la de apoyarse sobre las manos y las rodillas e ir avanzando de forma coordinada y alterna, pero hay otras fórmulas: arrastrándose sólo con los brazos, con una pierna encogida y otra estirada, desplazándose sobre la barriga, apoyándose sobre manos y pies, sentado…
  4. Con la conquista del movimiento los riesgos dentro de casa se multiplican. Vigila los escalones, las esquinas, los enchufes, y retira todos los objetos que no quieres que estén a su alcance. Ten mucho cuidado si se te rompe algún objeto de vidrio, ya que el bebé será el primero en encontrar y meter en la boca ese trocito de cristal que te quedó sin barrer.
  5. Si quieres proteger las rodillas de tu bebé, y de paso la ropa, existen rodilleras especialmente diseñadas para ello. O puedes fabricarlas tú mismo, abriendo la puntera de un calcetín viejo. Aquí puedes ver un tutorial.
  6. La del gateo no es una etapa para lucir ropa. Procura que las prendas que lleva sean cómodas y flexibles, y estate preparado para descubrir que rompe hasta las punteras de los zapatos.
  7. El juego es una buena manera de estimular el gateo. Déjale sus juguetes favoritos cerca de su alcance, de tal forma que el bebé tenga que desplazarse si quiere cogerlos.
  8. Dejarlo sobre la cama ya no es seguro. Si en los primeros meses de vida podías dejar al bebé sobre el colchón durante unos instantes, ahora ya no debes hacerlo porque en cualquier momento se le ocurrirá bajar… de cabeza.
  9. Ponerlo boca abajo en los meses previos al gateo fomenta el desarrollo de sus músculos y favorece que comience a desplazarse pronto. Los pediatras recomiendan ponerle todos los días un ratito boca abajo, hasta que esté incómodo.
  10. El gateo fomenta la autonomía de los peques. Y aun cuando empiecen a caminar pueden seguir utilizando esta forma de desplazamiento, especialmente cuando quieren avanzar deprisa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *