El «piel con piel» tras una cesárea ya es posible en Cabueñes

Una de las grandes desventajas del parto con cesárea era que, hasta ahora, la madre era separada del bebé durante los primeros momentos de vida. Sin embargo la posibilidad de realizar el «piel con piel» permite garantizar el contacto. Algunos hospitales, como el de Avilés, permiten que sea el padre quien haga el «piel con piel». Ahora en el hospital gijonés de Cabueñes también pueden las propias madres que se sometan a la cesárea. Así lo publica La Nueva España (contenido exclusivo para suscriptores).

El contacto piel con piel (CPP) entre la madre y el recién nacido tras el nacimiento está considerado indicador de Buenas Prácticas Clínicas, ya que ofrece múltiples beneficios para ambos. Según los expertos reduce el nivel de estrés de la madre a la vez que facilita el desarrollo del vínculo afectivo. También es clave para el éxito de la lactancia materna y la adaptación del recién nacido a la vida extrauterina. Sin embargo, en caso de cesárea, la práctica habitual es separar a la madre del bebé mientras dura la recuperación del proceso, algo que puede durar varias horas.

Posible en el quirófano y en la sala de reanimación

Según las investigaciones realizadas por los facultativos, en la mayoría de las cesáreas es posible
realizar el contacto piel con piel tanto en el quirófano como en la sala de reanimación. Eso es así siempre que las condiciones de la madre y el niño lo permitan y con la colaboración y formación del personal que lo realiza. El objetivo es claro: no separar a la madre y al bebé durante todo el proceso. Y esto no es sólo útil para el establecimiento de la lactancia materna, en el caso de que se opte por ella, sino también para reforzar el vínculo.

El proceso de humanización del parto avanza rápido en los últimos años, ya que hasta hace muy poco en muchos hospitales se separaba a los recién nacidos de sus padres independientemente de cómo hubiera sido su llegada al mundo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *