Salas de lactancia

Existe un consenso total entre los profesionales de la Salud en lo que se refiere a la alimentación de nuestros bebés: lo mejor es la Lactancia Materna Exclusiva (LME) hasta los 6 meses.

Evidentemente esto no siempre se puede llevar a cabo, existen infinidad de motivos por los cuales no siempre se puede mantener una LME, y uno de ellos pueden ser las miradas indiscretas que una madre que amamanta tiene que soportar cuando a su bebé le entra el hambre de manera repentina. Y es que una LME siempre es a demanda, y a demanda quiere decir que tendrás que sacar el pecho siempre y cuando tu bebé te lo reclame, sin horarios fijos y sin previsiones, así que tarde o temprano te tocará amamantar en público. Esta situación puede resultar incómoda para la mamá, sobre todo primeriza, según que contexto y no beneficiará al mantenimiento de la lactancia.

En este sentido, la sociedad va poco a poco concienciándose sobre la importancia de apoyar la LME. Un ejemplo de ello es la creación de las salas de lactancia en establecimientos públicos, como los centros comerciales. A continuación, podrás echar un ojo a las salas de lactancia de los principales centros comerciales de Asturias: